La Covid-19 cambia las reglas del juego

Finalizamos marzo superando los 800.000 infectados por Covid-19 en el mundo. Pero, aunque los números crecen a diario, ya vemos en los medios algunas noticias positivas como las altas médicas, el descenso de la curva de contagio en ciertos países, o el fin del confinamiento en Wuhan. Sea como sea, nos queda un largo camino por recorrer: tanto para superar la pandemia, como para hacer frente a sus consecuencias sobre el mundo.


El coronavirus parece haber seguido una lógica de expansión de este a oeste: desde China se extendió rápidamente por Europa. Pero, mientras el país asiático contiene la expansión, el virus sigue avanzando en el viejo continente y ya se está consolidando en toda América. De hecho, EE. UU. ya se sitúa a la cabeza de los países con mayor número de casos (más de 164.000, a día de hoy), seguido de Italia y España.


Desde un prisma económico, cuatro de las cinco principales economías mundiales, según su PIB, también lideran el ranquin de países infectados: EE.UU., China, Alemania o Italia. No cabe duda de que esta pandemia va a cambiar el mundo y no volveremos a lo que entendíamos como "normalidad". 


En este sentido, es interesante la reflexión de Gideon Lichfield, editor jefe de la prestigiosa revista del Massachusetts Institute of Technology, que en el artículo “Aceptémoslo, el estilo de vida que conocíamos no va a volver nunca” del 24 de marzo advierte que hemos de estar dispuestos a “vivir en una pandemia permanente” que impondrá el alejamiento social como medida para frenar el avance de enfermedades. Esto comportará cambios en nuestros hábitos, pero sobre todo un aumento de la vigilancia para prevenir nuevas pandemias, imponiéndose el rastreo por móvil, los escáneres de temperatura o, incluso, los justificantes de inmunidad.


De la misma opinión es el historiador y filósofo Yuval Noah Harari, autor del best seller “Sapiens: una breve historia de la humanidad” que en el artículo “The world after coronavirus”, publicado el 19 de marzo en Financial Times, subraya que estamos ante la mayor crisis de nuestra generación y que las decisiones que tanto los gobiernos como las personas tomemos en las próximas semanas cambiarán el mundo a nivel sanitario, económico, político y cultural. 


El coronavirus no entiende de fronteras. Por tanto, como ya anticipó Bill Gates hará casi 5 años, en su TedTalk del pasado 03/04/15, toda solución pasa por que las instituciones adopten una solución global que nos prepare para situaciones futuras. Todo lo contrario, significará no entender cuáles son las nuevas reglas del juego.


Joan Roselló 

Socio-Director de Public Affairs Experts


Public Affairs Experts

Barcelona – Madrid – Bruselas – Londres
Oficina principal: Rambla de Catalunya, 60, Ático 1, 08007 Barcelona
(+34) 93 639 90 94
www.paeconsultoria.com